Educación Infantil

Para una primera experiencia escolar con éxito

La escuela infantil se compone de un ciclo de 3 años: los primeros aprendizajes.

Desarrollar las ganas y el gusto de aprender

La formación impartida en las escuelas de infantil favorece la sensibilización de la personalidad de los niños, estimula su desarrollo sensorial, motor, cognitivo y social, desarrolla su autoestima y la de los demás y contribuye a su desarrollo emocional. Esta formación pretende desarrollar en cada niño el deseo y el gusto de aprender con el fin de convertirse progresivamente en alumno.

Asegurar la adquisición de la(s) lengua(s) materna(s)

La escuela maternal inicia a los niños a los distintos medios de expresión. El objetivo esencial es permitir a cada uno la adquisición de un lenguaje oral rico, organizado y comprensible por el otro. La prevención de las dificultades escolares se garantiza a través de la estimulación, la estructuración del lenguaje oral y el descubrimiento de la cultura escrita.

Además de su lengua materna, el niño empieza, desde los 3 años, el aprendizaje de una segunda lengua en la que se ve obligado a expresarse cada vez más.

El objetivo para los bilingües de nacimiento es conseguir la mejor adquisición posible de las dos lenguas maternas al final de la educación infantil.

Nuestro proyecto pedagógico es ambicioso, ya que propone la introducción de un tercer idioma, el inglés, desde 3º de infantil (5 años).

Preparar el acceso a los aprendizajes fundamentales

La misión educativa de la etapa infantil incluirá una primera aproximación a los instrumentos de base del conocimiento, prepara a los niños a los aprendizajes fundamentales impartidos en primaria y les enseña los principios de la vida en sociedad. Tiende también a prevenir las dificultades de aprendizaje.